8 consejos que te ayudarán a organizar tu teletrabajo

Para conseguir un buen teletrabajo debes tener una gran fuerza de voluntad. Trabajar en tu hogar es continuar en tu ambiente de confort pero durante la jornada laboral, que requiere compromiso y eficiencia. Por ello hoy te cuento consejos para que consigas realizar un buen teletrabajo, productivo, como si estuvieses en la oficina, pero sin moverte de casa. Ya verás como teletrabajar es una ventaja;

En primer lugar, no pierdas la rutina y vístete. Tu cerebro activará tu actividad. Cuando suene tu despertador comienza tu rutina al igual que harías si te fueses a trabajar a una oficina fuera de casa. Tu cerebro activará la función de “energía” pensando que vas a realizar una actividad que requiere esfuerzo. Es importante que tú misma te conciencies de que vas a comenzar tu jornada laboral, vístete y ponte guapa. Trabajar en pijama es cómodo, pero mejor déjalo para tus momentos de descanso.

Ten un espacio de tu casa al trabajo. Habitación independiente, donde poder cerrar la puerta y que nadie te distraiga. Si tu casa no permite tener este lugar para teletrabajar, crea un área donde tengas tu trabajo organizado, un sitio que sea tranquilo y permita tu concentración.  Es muy importante que elimines distracciones, otro de los problemas del teletrabajo son las interrupciones. Si vives con gente deja claro que necesitas concentración; pero no solo hay que evitar distracciones por personas o ruidos, también están las redes sociales o las llamadas por teléfono, te recomiendo que dejes tu móvil de lado para lograr una mayor eficiencia.

Crea un Home Office a tu gusto, lo más importante para una organización en el teletrabajo es tener tus elementos bien organizados y estructurados a tu manera. Tienes que sentirte cómoda y a gusto. Ten tus elementos de trabajo organizados y no olvides de dejar todo en condiciones para el día siguiente.  Tu escritorio debe estar lo más cuidado posible, a más organización menos distracción y pérdida de tiempo. Ayúdate de accesorios que corroboren esto como un organizador de cajones o carpetas.

Cuida el ambiente, trabaja en un entorno con luz natural, a poder ser, e indirecta. Si tienes que u tilizar bombillas que sean de bajo consumo. Aprovecha la luz del sol para crear tu horario de trabajo, no es casualidad que esto se haya hecho desde siempre, cuando amanece uno empieza a trabajar, y cuando atardece es el momento de empezar a descansar para recargar energías. Recuerda que estar en el ordenador muchas horas quitará tu eficiencia, debes parar para mejorar tu productividad. Para mejorar la ventilación puedes ayudarte de algún purificador de aire.

teletrabajo organizado
Organiza tu teletrabajo

Es fundamental que cumplas tus horarios. La actitud y compromiso se ven reflejados directamente en tu productividad. Está claro que un lunes después del finde es más perrezoso levantarte de la cama, pero arriba y con ganas. Establece unos horarios que cumplas; crea unos objetivos y motívate para superarlos. Te recomiendo que crees una lista de prioridades y antes de terminar la jornada establece que tienes que hacer al día siguiente. Cada uno tiene su manera de trabajar, pero de esta conseguirás comenzar el día con unos objetivos establecidos. Los viernes termina la semana organizando lo básico de la siguiente, ponte recordatorios y fechas importantes. Puedes utilizar post-it o algún accesorio para llamarte la atención y recordarte que va primero.

La comida saludable es otro factor que afecta directamente al teletrabajo. Estar en casa trabajando, cundo todavía no estás habituado, te incitará a comer comida basura como “finde semana”, pero los niveles de azúcar altos no es lo mejor para mantener la cabeza centrada. No comer bien adectará a tu energía y estado de ánimo. Aprovecha que estás en casa para comer más saludable y mantén una rutina, mínimo de lunes a viernes. Si pese a comer bien y cumplir una buena rutina no te notas con una energía adecuada y acabas las jornadas más cansada de lo normal ayúdate de complementos vitamínicos.

Mi último consejo de hoy es que tengas en cuenta que la disciplina comienza en ti misma y la fuerza de voluntad que estés dispuesta a imponer.

No te pierdas nuestros consejos

¡Suscríbete!