Cómo teletrabajar con tu bebé

Hoy en día el teletrabajo es una práctica común en las empresas. Pero también, el mayor reto para las madres;

Sonrisa mamá y bebé
Teletrabaja con tu bebé

¿cómo trabajar desde casa con tu bebé? Comidas, llantos, llamadas telefónicas, documentos que entregar… ¡No te agobies! Tranquila, el truco está en saber cómo compaginar tu faceta de supermamá con la teletrabajadora. Es fundamental que tanto tú como tus convivientes tengáis claro que estás en tu jornada laboral. Estamos acostumbrados a que cuando mamá está en casa tiene todo el tiempo del mundo para los demás. Más aún, cuando tienes un bebé. Pero, en este caso, tienes que saber cuándo es el momento para cada cosa.

¿te está siendo difícil el trabajo en casa?, ¿tienes distracciones? ¿notas que no estás siendo efectiva? Ten en cuenta estos consejos y verás como tu productividad mejora:

Flexibilidad. Intenta ser flexible con tus tareas. Tener un bebé en casa puede causar interrupciones inesperadas. Es importante que gestiones bien estas desconcentraciones, evites perder los nervios y actúes con paciencia. Te recomiendo que aprendas a gestionar tu trabajo con un plan y horario realista, donde dejes tiempo de sobra para poder atender a tu bebé sin problema. Con un plan realista me refiero a que tengas en cuenta cuando tu pequeño suele dormir para aprovechar ese momento para tus tareas que más capacidad intelectual requieran. Si tu pareja también teletrabaja podéis hacer un plan de trabajo conjunto donde cuando uno esté ocupado con vuestro hijo, el otro pueda seguir su jornada laboral. Además, para no ocupar tiempo en tareas de casa puedes contar con un robot aspirador que te salve de tener que estar pendiente de la limpieza del suelo en tus jornadas.

Madruga y ten una rutina horaria. Cuando teletrabajas desde casa tienes un horario más amplio, pero te recomiendo que tengas una rutina clara. Está muy relacionado con la flexibilidad. La organización de tu trabajo será la clave para evitar los agobios. Apúntate qué te queda por realizar y comienza tu jornada estructurándote las prioridades. Establece un horario para toda la familia, donde tengas apuntadas también las tareas que tengáis que realizar todos, o tú y el bebé.

descanso con tu bebé
Descanso con tu bebé

Es muy importante que acoples tu jornada laboral a los horarios de tu pequeño. Sigue sus rutinas de sueño, siestas y comidas. Y, como he mencionado anteriormente, aprovecha los momentos en los que esté más tranquilo. También puedes preparar actividades para potenciar su aprendizaje, que, además, también le cansarán y le ayudarán a dormir mejor. Por ejemplo, los juguetes sensoriales ayudan a desarrollar su motricidad y le mantendrán entretenido.

Otro problema frecuente es cuando los bebés empiezan a gatear o, un poco más mayores, a andar. Te recomiendo que compres algún producto como el kit protector de esquinas para evitar daños y fomentar tu tranquilidad. Para cuando tu bebé está cansado y tiene “mamitis” puedes intentar trabajar con él encima. Los conocidos porteo permitirán que tengas al pequeño pegado al cuerpo, incluso puedas darle el pecho, a la vez que tienes las manos libres.

Por otro lado, pide ayuda en casa. Si en tu hogar convives con alguien más, cuenta con ello. Compaginar entre todos cómo ayudaros, “juntos es más fácil”. Uno de los beneficios del teletrabajo es poder disfrutar de tu hogar y tu familia, ellos están para todo, al igual que tú lo estás. Es fundamental que cuentes con este apoyo en la familia. En el caso de vivir sola hazlo saber en el trabajo y ellos te apoyarán. No te sientas culpable, es algo natural y a ellos no les importará.

¡ánimo supermamá! Recuerda: teletrabaja siendo flexible, con paciencia y distribuyendo bien tus horarios. Tómate descansos y aprovecha a darle atención a tu bebé. Para más consejos sobre cómo compaginar el trabajo con ser madre ¡suscríbete a nuestro blog! Y no te pierdas nuestras novedades.

No te pierdas nuestros consejos

¡Suscríbete!